Aquellos tiempos… La música

Nadie puede negar que iTunes revolucionó la industria de la música que estaba a punto de quebrar por que según los empresarios las descargas ilegales de mp3 y la venta de discos pirata les estaba comiendo el mandado. Hoy es tan fácil descargar y escuchar, eso si con cargo a la tarjeta de crédito. Con todo, escuchar música hoy día es cuestión de la tecnología. No como antes, déjenme les cuento.

Mi primer contacto con la música recuerdo fue un disco de vinilo de 45 revoluciones por minuto (RPM) la verdad prefiero omitir el cantante pero la canción era la del “pollito feliz”, bueno ustedes saquen sus conclusiones. Pero aquí lo importante era que para escucharlo tenía que abrir una gran tapa de madera muy brillante y poner el disco en el tornamesa de la consola y subir la palanquita a 45 rpm. Sí, en mi niñez existían las consolas unos muebles grandes como de metro y medio de largo para escuchar los discos y la radio, el sonido era malo la verdad. Sin embargo era lo que tenían mis padres y lo único que conocíamos para reproducir música. Unos pocos años despues mi gusto por la música cambió, estaba de moda el Break Dance, y cuando salió la película todos corrimos a verla al cine. Allí nos impresionamos con Turbo haciendo el famoso baile con la escoba (http://www.youtube.com/watch?v=naq5N5HLAqw). Era algo que todos queríamos hacer. Una vez recibí un manotazo de mi madre en la cabeza regañandome por que en lugar de barrer la casa con la escoba estaba bailando con ella. Es igual de sorprendente como también las modas cambiaban en mis tiempos pues de repente me vi escuchando High Energy un genero musical que pego fuerte en México. La fuente para estar al dia con la música era escuchando la estación de radio 103.3 el punto de encuentro; allí escuchamos el Master Mix un disco que mi hermano fue a conseguir a a Discos Zorba en perisur. “Apúrate carnal pon el disco”, aunque la consola tenía un proceso automático para empezar los discos esta vez metimos el Master Mix y colocamos la aguja después de los pequeños chasquidos empezó con unas campanadas y a disfrutar de un rato de buenas mezclas, obviamente teníamos que voltear el disco llamado lado B. (http://www.youtube.com/watch?v=4PNYxB27VOg)

Pronto tuvimos una pequeña grabadora para escuchar casetes y como no podíamos comprarnos todos los discos que no gustaban teníamos que esperar por horas para grabar las canciones que nos gustaban de la radio, aquello era el comienzo de la piratería supongo. En una ocasión ya no tenía casetes para grabar y tuve que buscar en la caja de mi mamá uno de los originales que ella había comprado. Agarre uno de los Caminantes y le quite la etiqueta para que no fuera identificado. Puse el casete en la grabadora y cuando empezó una canción que me gustaba rápidamente presioné las teclas pero algo raro no bajaba la tecla de grabar la canción ya había empezado y no podía oprimir esa tecla. El casete estaba protegido y no se podía grabar. Decepcionado lo comente a un amigo y este conociendo las técnicas de hackeo me dijo que únicamente tenía que cubrir con papel o pegar un diurex a unos huecos que estaban por debajo del casete. Así Los Caminantes dejaron de escucharse por un buen tiempo.

Con el paso de los años mis padres compraron una grabadora con bocinas que se quitaban y de doble casete, podíamos grabar casetes originales a otro casete y nadie decía nada, todos éramos felices.

Recuerdos tan gratos aquellos pero donde batallábamos para poder acceder a la música. Hoy todo esta a unos clics de ratón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s