Top mexicanos mas pobres

El portal de Forbes México publicó la lista de Los empresarios mexicanos más ricos de este 2020 donde leemos perplejos las exorbitantes cifras en miles de millones de dólares. Por solo mencionar a algunos el Ing. CARLOS SLIM posee 52,100 millones de dólares (1,282,320,000,000 de pesos1), le sigue RICARDO SALINAS PLIEGO con una fortuna de 11,700 millones de dólares y GERMÁN LARREA con 11,000 millones de dólares. Cifras increíblemente gigantes para todos los demás mortales que andamos viviendo al año con mucho, mucho menos de 0.000001% de la riqueza de SLIM. De ahí que, para contrastar la riqueza con la pobreza veremos ahora el TOP 3 de mexicanos mas pobres, pero antes analicemos que es la extrema pobreza.

1Considerando que el dólar está en $24.66 pesos mexicanos al día que se escribió este artículo.

El umbral de la extrema pobreza

Según el CONEVAL las personas que viven en extrema pobreza padecen de 3 o mas carencias sociales (de los seis indicadores: rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y tienen ingresos por debajo de la Linea del Bienestar Mínimo (LBM) o en otras palabras esta por debajo del valor de la canasta alimentaria por persona ​al mes. Así que muchas personas que están un poco por encima de la pobreza extrema ya casi están al umbral de entrar en ella.

Además según los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, la extrema pobreza se caracteriza por la exclusión social y la acumulación de precariedades en diferentes áreas de la vida: falta de documentos de identidad, viviendas inseguras, alimentación insuficiente y falta de acceso a atención sanitaria y educación. Estas inseguridades contribuyen a aislar a quienes las sufren del resto de la sociedad y establecen un ciclo de extrema pobreza que se hereda de generación en generación.

Número 3

La familia mexicana que ocupa el número 3 mas pobre son los Pérez Xochihua.* Una familia como miles que existen en México.

Son las 4 am y el señor Evaristo Pérez, con la vista al piso, baja por los senderos del cerro sin alumbrado publico. La obscuridad todavía pesada no lo deja ver bien por donde camina, solo unas pequeñas luces que titilan a lo lejos allá en el pueblo le hacen olvidar por momentos el hambre que no alcanzo a mitigar la tortilla con sal que pasó a comer; había un pan de dulce y algo de té de canela pero mejor se los dejó para que sus tres hijos y esposa probaran algo por la mañana. Piensa que hoy si deben contratarlo para alguna obra o un colado pues si no trabaja este día esto de plano se va al carajo. Ya ha estado viendo de reojo a personas que podría robarles el celular o la cartera, pero todavía se resiste, no quiere que lo agarren y lo vayan a linchar por ladrón.

La señora Enedina Xochihua ve como su esposo se pierde en la obscuridad de la madrugada, cierra la puerta y se queda pensativa mientras toma un poco de canela y una tortilla recién calentada en la leña, después busca por entre todos los huacales donde guarda la supuesta comida y trastes y encuentra una bolsa de sopa de fideos. ¡Ya tienen que comer ese día! solo le falta un poco de jitomate, tortillas y pan blanco, con los 45 pesos que le quedan podrá comprar algo de cada cosa. Mientras sigue pensando riega con un poco de agua el piso de tierra y lo aplana para que se compacte; descubre que las paredes de tablas ya necesita volver a rellenar con cartón las rendijas pues un chiflón que se coló le provocó un escalofrío, pero mas escalofrío siente cuando piensa en sus hijos… si comerán mañana, si podrá comprarles ropa, zapatos o incluso algún juguete, “bueno eso no es ta urgente” piensa. No puede retener las lagrimas que todas las mañanas intenta detener pensando, no en todo lo que les hace falta, sino en el terror que siente cuando no ha podido darles de comer a sus hijos cuando le dicen llorando “tengo hambre mamá”.

Número 2

La señora Cristobalina Gómez vive con su suegra y 4 hijos. Su esposo se fue al otro lado (Estados Unidos), “quizás allí pueda trabajar y mandar algo de dinero” se dice la señora todavía esperanzada. Pero su esposo se fue hace como un año y todavía no tienen noticias de él. Mientras todo se sigue complicado más y más. Antes por lo menos tenía un poco de dinero, pues su esposo trabajaba aquí o allí además de otro poco que ella conseguía vendiendo las latas de aluminio y el Pet de las botellas de refresco.

Ahora la señora Cristobalina está angustiada, su hija tiene calentura, escalofríos y tos con sangre, casi 38 grados, ya le dieron un paracetamol que le regalo su vecina, pero la temperatura no cedió toda la noche. Sale corriendo nuevamente, muy temprano, con otra vecina haber si le presta algo de dinero para llevar a su hija al centro de salud más cercano que esta como a 35 kilómetros en la cabecera municipal. La vecina le presta algo de dinero, también es muy pobre. Así va con todos los vecinos rogando le presten dinero “pues mi hija está muy enferma”, algunos pueden darle pero no quieren y otros que quieren no pueden. Con todo logra completar algo para el camión que pasa por el pueblo a la cabecera municipal.

Al llegar al hospital la niña entra a urgencias ya inconsciente. La señora Cristobalina espera en la sala, sola y angustiada olvidándose del hambre que tiene. Se sumerge en sus pensamientos esperando recibir pronto noticias de su hija. Lo que no sabe es que pronto recibirá las peores noticias de su vida; su hija acaba de morir de tuberculosis y en estos momentos, como si el destino se ensañara con ella, va llegando un telegrama a su casa informado de la muerte de su esposo desde hace ya más de 6 meses.

Número 1

El deshonroso número 1 de este top 3 de mexicanos mas pobres lo tiene esta singular familia de 3 adolescentes que viven en la calle. En realidad viven debajo de un puente, un callejón o algún edificio abandonado. Estos chicos huyeron de familias resquebrajadas o de padres violentos era tal su sufrimiento en sus casas que ahora prefieren pasar hambres y más pobreza pero según ellos sin el sufrimiento que era estar con sus familias.

El “gallito” es el chico mas joven de los 3 solo tiene 11 años, apenas tiene un mes viviendo en la calle. El “negro” y el “chepo” de 15 años cada uno lo adoptaron y ahora entre los 3 se cuidan. Lo que no sabe el “gallito” es los sufrimientos que han pasado sus bros, ya han perdido a otros amigos algunos de ellos en la carcel, el secuestro, la muerte y por si fuera poco un chavo apodado el “gato” terminó en la locura.

En este momento los 3 chavos están intercambiando ideas para robar, para drogarse y para sobrevivir todos los días en la calle.

El “negro” es el más rechazado por la sociedad debido a su apariencia. Tiene los pies descalzos embarrados con tierra y un pantalón de mezclilla manchada como con aceite y su playera desgarrada. Su mirada es lejana y sin sentimiento. El “gallito” le pregunta donde vivía, el “negro” como no queriendo se anima y empieza a contar “Mi padre siempre me golpeaba con el cinturón y luego cuando estaba borracho, que era casi siempre me pateaba sin alguna razón; mi madre nunca me defendió. Y pues ya cansado de eso un día salí corriendo tratando de alejarme lo mas lejos posible, corrí tanto que después ya no supe donde estaba y eso me tranquilizó, así pase varios días sin comer y tomando agua de la lluvia, ponía una lata y lo que se llenaba era lo que tomaba. Con el tiempo aprendí que no debo confiar en los mayores pues siempre quieren explotarnos y golpearnos si no hacemos lo que nos dicen.”

“Ya he pasado por todo, desde peleas con otras bandas y policías hasta tomar todo tipo de droga, ahora ya no me engañan tan fácil, ya he aprendido varios trucos para robar y conseguir para la comida y estos churros, por eso ‘gallito’ ponte bien trucha o te va a cargar el payaso.”

“La otra vez vi pasar a mis padres paseando por Bellas Artes bien felices. No les hable, ni siquiera me acerque a verlos de mas de cerca. Solo me pregunte como era posible que ellos anduvieran ahí felices y olvidados de un hijo que golpearon y maltrataron”

El gallito solo pudo decir “te entiendo mi negro”

Entre los contrastes de la riqueza y pobreza

Entre los desmesuradamente ricos y los extremadamente pobres no parece haber una lógica o una razón de ser. Mientras los multimillonarios jamas podrán gastar sus riquezas ni en varias vidas, la vida de los mas pobres pasa rápidamente sin haber disfrutado ni siquiera de lo mas básico que todo ser humano debería tener. Un hogar, alimento y ser felices.

Publicado por jazdian

Desarrollador web freelancer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: